El Hostal

La casa fue construida en 1930 y la restauramos completamente para convertirla en un «hostal boutique».  Hemos conservado los suelos de mosaico, los techos altos, las puertas originales y la hemos transformado para convertirla en un lugar alegre, acogedor y confortable.  La terraza es punto de encuentro para quienes quieran desayunar o simplemente leer o charlar.  La WIFI es de alta velocidad, accesible desde cualquier rincón de la casa  y además tenemos ya disponible el «auto-check-in»  y  las «llaves virtuales»  que se descargan directamente en tu móvil … nuestra prioridad es que disfrutes de un ambiente acogedor en un entorno seguro.